Unas ideas para cuidar de las computadoras de escritorio

Dentro de los cuidados que se les deben prestar a las computadoras de escritorio, hay varios que podemos pasar por alto por creer que son demasiado obvios o que ya no aplican. No sé, pero creo que la flojera nos ha hecho personas demasiado descuidadas y pasan cosas que no queremos y que pudimos haber evitado con medidas muy sencillas. Aquí van unos ejemplos de eso.
Unas ideas para cuidar de las computadoras de escritorio

  1. Ahorra mejor tu energía, especialmente cuando no estás conectado, es uno de los cuidados que no debes olvidar. Al hacer ajustes específicos para ese tipo de configuración, puedes mejorar el funcionamiento de tu computadora y la duración de la batería.
  2. Hablando también de la batería, aunque esto es más no ponerla a hacer cosas que no se ocupan, hablaremos de las conexiones de red inalámbrica. APAGA todo lo que sea WiFi, Bluetooth, redes locales y todo eso que no estés ocupando, pues la batería se acaba por sólo buscar en dónde puede encontrarlas.
  3. Algo que a todos nos ha pasado, o hemos escuchado de alguien a quien le ha pasado, es el robo de las computadoras. Es una práctica común entre personas que no tienen nada que hacer, pero yo te diría que no pierdas tu inversión y compra un programa que te permita rastrearla en caso de que te la roben, y que funciona cuando se conecta a Internet inmediatamente después de que te la hayan robado. Así, no tendrás tanto problema de recuperarla.
  4. No sé por qué me adelanté con ese punto si todavía no terminaba de hablar de baterías. La pantalla LCD debe ser ajustada en el brillo para que la energía rinda más y para que tu vista no se canse demasiado. Con una simple tecla puedes arreglar estos pequeños ajustes, así que hazlo si quieres una mejor batería a futuro.
  5. El enfriamiento de una computadora es esencial para que pueda funcionar con todo su potencial. Los ventiladores pueden funcionar a todo su potencial, pero si no colocas la computadora en una superficie adecuada, de nada va a servir. Te lo digo porque estamos acostumbrados a recostarnos en sillones o camas y no pensar en las pelusas que se pueden filtrar y ensuciar los ventiladores. Así pues, mejor busca un material que no sea poroso, para que no se sobrecaliente tu equipo.
  6. Algo que muchísimas personas no hacen hasta que una desgracia sucede, es respaldar sus archivos. La verdad, no entiendo por qué, ya que es muy sencillo tomar una USB o un disco duro externo y guardar los archivos que más nos importan. Sin embargo, no los critico, porque a mí también me ha pasado. Eso sí, desde ese momento, decidí que no volvería a guardar documentos importantes sin respaldarlos inmediatamente.
  7. Y ya que hablo de tragedias, ¿a quién no se le ha caído algo sobre el teclado? Y no digo un pedazo de pizza, sino la taza de café o un chorro de agua. Todo eso pasa porque nadie le hace caso a la regla de sentido común que nos recomienda mantener alejados los líquidos de nuestra computadora. Si como sea no quieres hacer caso de esto y quieres seguir comiendo y tomando cerca de tu computadora y que no pase nada, lo mejor que puedes hacer es comprar un protector de teclados, que pueda impedir el paso de los líquidos por las teclas y que se descomponga lo que sea que haya dentro de ella.
  8. Si eres de los que lleva su computadora a todas partes consigo, y hasta al baño, te recomendaría que compres una mochila especial, para que el movimiento no cause errores en su funcionamiento. Los puedes encontrar de muchos estilos, así que busca el que más se adecue a ustedes y consíguela.