Piensa bien qué traje de baño comprarás para visitar las playas de México

Piensa bien qué traje de baño comprarás para visitar las playas de México

Pareciera que fue ayer cuando apenas estábamos celebrando la llegada de este nuevo año, el 2015, pero la verdad es que ya estamos más que entrados, por lo que ya se está haciendo hora de comenzar a planear y de investigar un poco sobre las playas que se quieren conocer o volver a visitar dependiendo del caso. Debo admitir que tengo muy buenos recuerdos de Semana Santa, pues nunca me he quedado en mi casa en esta temporada, cuando era pequeño, me iba con mis papás a la playa o a visitar a mis primos, que eran horas y horas interminables de diversión. Conforme fui creciendo, comencé a dejar de salir todas estas fechas con mis padres y comencé a viajar más con mis amigos, y, posteriormente, con mis novias. Recuerdo que era bastante divertido viajar con mis parejas, hasta que llegó el momento en el que formalicé una relación, pues ahí fue cuando ya realmente tenía que hacer muchas cosas que antes no hacía, como acompañarla de compras, pues eso era realmente lo que más me pesaba en aquellos momentos. Recuerdo que solíamos ir de tienda en tienda buscando el que parecía ser el santo grial de los trajes de baño, por lo que me surgió la duda sobre qué es lo que necesita tener su traje de baño para que sea el indicado.

Creo que fue hasta este momento cuando me di cuenta de todo lo que implica tomar una decisión, que para mí es simple, siendo mujer, pues tienen que pensar en absolutamente todo, ya que con cualquier error, las cosas pueden no disfrutarse igual. La decisión comienza en la cabeza de las mujeres, pues primero deben de elegir qué clase de bañador van a comprar, si es un bikini, o si quieren probar un trikini o hasta un traje de una pieza. Ya teniendo eso en mente, ahora sí es momento de comenzar con la búsqueda del traje ideal. En esta ocasión de la que les estoy hablando, mi novia eligió comprarse un bikini, por lo que yo imaginaba que no iba a ser tan complicado encontrar el traje de baño ideal para que pudiera lucirlo en las playas de Acapulco, que era el destino al que íbamos a viajar en aquella ocasión. Resulta, que estaba realmente equivocado, pues se probaba distintos modelos y ninguno parecía gustarle. Comenzó a buscar distintos trajes para poder hacer combinaciones de colores, pero no se decidía por ninguno de los dos. Una vez que pudo elegir los que parecían ser los definitivos, revisó el material, pues ella prefería que fuera material ligero para mayor comodidad, pero ahí tuvo algunos problemas, pues aparentemente se transparentaba mucho, por lo que comenzamos ahora a buscar trajes que fueran de doble capa, todo para poder evitarse este problema en adelante.

Ya que pasaron esta prueba, es momento de probarlos y ver de qué forma se ajustan al cuerpo, aparentemente, deben de estar lo suficientemente sueltos para no dejar marcas o lastimar la piel, pero no deben de ser tan sueltos como para que se muevan de su lugar, por lo que se recomienda adquirir trajes de baño con copa, lo que ayudará a lucir mejor el pecho. De igual forma, hay que tener en cuenta la forma que pueda tener el “top”, si tiene tirantes que van al cuello o si tiene tirantes que van a los hombros, o si simplemente no tienen tirantes. En este último caso, hay que poner atención especial en la fijación que se puede tener de la espalda, pues debe de ser ideal para no sufrir de ninguna clase de accidentes.

Recuerdo que pasamos como 5 horas intentando elegir el traje de baño ideal, pero ya estando en la playa, no le agradó, por lo que igual usó algunos trajes de baño que llevaba de repuesto.