Pasos para poner en orden las finanzas personales

Si crees que es algo normal estar sobreviviendo hasta que llegue la quincena y tienes la impresión de que, sin importar lo que hagas, no tienes oportunidad de ahorrar nada, es una señal para que debes de quitarte la venda de los ojos y realmente comiences a hacer algo para poder controlar adecuadamente tus finanzas personales. Un aspecto vital que no puedes dejar de lado si es que quieres retomar este control sobre tus finanzas personales es darte cuenta qué cantidad de dinero estarás recibiendo, y, lógicamente, a esta cantidad le vas a tener que restar la cantidad de dinero que vayas a tener que pagar, y esto te va a ayudar a poder generar un presupuesto real, mismo al que te vas a tener que aferrar. Ahora, te daré algunos consejos para que puedas ir encaminándote en estos temas de la economía personal.

Pasos para poner en orden las finanzas personales

Como te decía unos momentos antes, la principal cosa que debemos de hacer es asegurarnos de saber perfectamente qué cantidad vamos a tener de ingresos en cierto periodo de tiempo, estamos hablando de tus ingresos de sueldo por tu trabajo, en caso de tenerlo claro está, pero también debes de incluir cualquier otra cantidad que vaya a llegar a tus manos, una mesada tal vez, alguna pensión, o cualquier cosa que vaya a ser un ingreso. Debes de tomar todas estas cantidades en cuenta, anotarlas en una hoja de papel y sumarlas. Luego de anotar toda la cantidad de dinero que ingresas, llega la parte que más problemas me trae personalmente, que es la de anotar todos y cada uno de los gastos en los que se incurre. Para que alguna persona pueda hacer un presupuesto real y que en verdad sea acertado, debe de tener muy bien definido en qué es en lo que está gastando todo el dinero que recibe. Antes que nada, se deben de tener en cuenta los gastos fijos, que son aquellos gastos que no cambian y que vas a tener que estar pagando constantemente, pase lo que pase, como lo es la renta o hipoteca de tu casa, los pagos para dar servicio a tu coche, algún seguro de vida o seguro de tu auto en caso de que lo tengas, pago por cuota de internet, la cantidad que debes de pagar por el cable, etcétera. Una vez que ya hayas anotado todos los costos fijos que tienes, es momento de que comiences a pensar en los costos variables, como son los gastos que tienes de comida, el pago de la luz, del gas, lo que gastes en tus salidas y diversiones, etc. Por último, es momento de que contemples todos los gastos extras que tienes, como tal vez el mantenimiento de tu casa, algún otro gasto que pueda salir de tu coche, el pago de tus impuestos, algunos regalos de cumpleaños que vengan este mes y este tipo de gastos que todo el mundo llegamos a tener. Una vez que tengas registrados tus costos, tenemos que hacer un total, todo para que ya te quede claro la cantidad de dinero que estás gastando en un mes, misma que vas a tener que restarle a los ingresos que ya habíamos estimado antes. Aquí te podrás dar cuenta si estás gastando más dinero del que estás ganando.

Ahora, es momento de que vuelvas dar un escaneo a todos los gastos que tienes y que puedas revisar cuales de todos estos gastos puedes omitir, por ejemplo, si mensualmente estás gastando 600 pesos en un café que pasas a comprar de camino a tu trabajo, considera pasar a comprar ese café solamente una vez a la semana y, los demás días, llévate un café de tu casa.

Esta es una de las técnicas que hay para poder reducir tus gastos, pero, lógicamente, existen muchas otras. Si quieres conocer algunas técnicas más para poder hacerlo, te recomiendo visitar este sitio http://www.prestadero.com/blog/index.php/category/finanzas-personales, te aseguro que no te vas a arrepentir.