Consejos para tu seguridad en los hoteles

Una vez, mi hermana fue a uno de los hoteles que encontró disponibles para sus vacaciones en una playa de nuestro país. Se llevó uno de los sustos de su vida, ya que casi entran a su habitación estando ella ahí. Quizá eligió mal el hotel o la habitación, pero me puse a investigar y hay medidas muy concretas para garantizar la seguridad dentro de la habitación de tu hotel. Por ello, les recomiendo que las lean para prevenir que les suceda algo parecido.
Consejos
Lo primero que leí es que es recomendable poner la llave de tu habitación, así como una pequeña lamparita, cerca de tu cama y siempre juntos, pues esto te ayudará a no tener que andar buscando la llave en caso de emergencia. Además, una vez que pase, podrás volver a tu habitación. En cuanto a la lamparita, es mucho más peligroso andar por los pasillos de un hotel en medio de una emergencia, por lo que si tienen que evacuar, lo mejor es que lleves algo que te pueda ir mostrando el camino. En caso de un incendio, y en lo que encuentras el camino a oscuras, eso podría ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Pero digamos que no sucede nada, aun así debes mantener la puerta de tu cuarto con seguro, ya sean uno o dos, pues así será más difícil que alguien entre por sorpresa. De hecho, si llevas una cuña contigo, probablemente sea una buena idea ponerla mientras te bañas o mientras duerme. Puede que te parezca muy exagerado, pero se sabe que muchos criminales han logrado entrar a las habitaciones utilizando una simple llave de metal estándar, que se consigue en cualquier parte. Desafortunadamente, muchos hoteles no cambian las chapas cuando una llave está perdida, y los criminales están conscientes de la cantidad de cosas de valor que pueden encontrar entre los viajeros. Incluso, hay los que están muy entrenados para escuchar en la puerta y detectar si te estás bañando, para entrar por tus cosas. Esto es justamente lo que le pasó a mi hermana. Así pues, un poco más de seguridad nunca puede sobrar.

Si recibes una llamada a tu habitación de alguien que diga que están en el hotel y tienen que reparar algo en tu habitación, ten cuidado. Siempre pregunta el nombre y habla a recepción para preguntar si en realidad trabaja ahí y si necesita entrar a tu habitación. Todos hemos visto películas en donde los ladrones se disfrazan de trabajadores para colarse en el hotel. Puede que otros no lo noten, pero tu seguridad depende también de ti, así que debes velar por ti mismo. Recuerda: la puerta de tu cuarto no debe abrirse a menos que conozcas completamente a quien está tocando.

De hecho, hay criminales que llegan directamente a las puertas, vestidos de empleados. Si tú no has pedido nada, puedes hablar a recepción para validar al empleado, y saber que efectivamente trabaja aquí. Puede que suene muy obvio, pero a veces, mirar a través de la mirilla de la puerta, puede solucionar muchas cosas y también prevenirlas.

Y, finalmente, si eres de los que disfruta andando por el cuarto como dios los trajo al mundo, te recomiendo que pongas un trapito o una cinta adhesiva en la puerta, pues se han dado casos donde las personas han sido invadidas en su privacidad por otras que se asoman a través del agujero de la llave de la puerta. Igualmente, te recomiendo cerrar las cortinas, por más alto que sea tu edificio.

Cuídate cuando vayas a cualquier hotel. A veces, podemos no estar conscientes del peligro, pero siempre es una buena idea cuidarnos de más que de menos.